Este libro lleva un título, pero podría ostentar muchos otros. He aquí una parca muestra de los que lo contendrían:



Floresta de varia fuga
Imagen de la fuga
Crónica de fuga
Trífuga
Fuga perpetua
Las causas de la fuga
Axis
Mirabilia
Oráculo de espejo
Fuga a Delfos
Retirada de los héroes
Telón de cristal
Fulgurante acechanza
Dédalo de fugas
Panoplia de masoquistas
La desgracia del forzado
Fuga fingida
Fugaxiada

3 comentarios:

  1. Agustín, he llegado aquí tras leer un comenario( anécdota autobiográfica incluida) al poema de Gil de Biedma que, a su vez, comentó Joselu, de quien soy muy amigo.
    Una precisión, en el "todos" de los libros del perfil supongo que no estará incluido Mi lucha, ¿o sí? Es una pequeña broma sobre los límites de la pasión. Recuerda el escrutinio de El Quijote, el famoso Índice de la Inquisición o cualesquiera otros inventarios sobre lo bueno, lo malo, lo regular y lo francamente despreciable de cuanto se escribe y publica.
    Lo dicho, te tengo "marcado". Seguiré pasando. Esa anécdota tuya del comentario de texto vale por mía, y gracias a él conoci a Joselu, con quien coincidí en mi primer destino.

    ResponderEliminar
  2. Uf! entré aquí porque te sigo, avisá hombre! que quiero leer, juro que no te acosaré!
    Un beso grande

    Ana

    ResponderEliminar
  3. Pues sí, Juan, sí se incluye "Mi Lucha" de Adolf Hitler... Hay que conocer en detalle al enemigo. La lectura de ese libro abominable me dio más pautas de conocimiento de los sectarios y malos bichos enemigos de la libertad que ningún otro. Es ejemplar en ese sentido y en el sentido que quería Cervantes para sus novelas. Por él se sabe perfectamente, y se demuestra, que los partidos son sectas y sus militantes, todos hoy y aquí, en España, unos talibanes peligrosos con todas las taras, o peores, que los sectarios de cualquier secta peligrosa..., que al lado de ellos son angelitos del cielo... Sobre todo los seguidores del tanden pp y pesoe, ¡¡ que no veas!!

    ResponderEliminar

Donde vas a hacer el comentario es una parte, capítulo, de una novela, o las partes previas a la misma. La realidad es otra cosa. Así que no confundas, que ya lo muestra Cervantes, lo fácil que es equivocar la una con la otra. Y muchas gracias.

Seguidores