En este libro estás, que es el espejo
De cada rostro que sobre él se inclina.
J.L. BORGES

Huye por los corredores
que abren los espejos.
G. CELAYA

Al principio su superficie pulida era nebulosa,
pero después pasaban las imágenes fugitivas.
MARCEL SCHWOB

Omne corpus fugienduum est.
PORFIRIO

De inimicus nostris libera nos domine Deus noster

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Donde vas a hacer el comentario es una parte, capítulo, de una novela, o las partes previas a la misma. La realidad es otra cosa. Así que no confundas, que ya lo muestra Cervantes, lo fácil que es equivocar la una con la otra. Y muchas gracias.

Seguidores